Hoy celebramos día Mundial del Sexo Oral

by REDACCIÓN

Para muchas personas el sexo oral es lo mejor que les puede pasar; para otras, mejor ni te le acerques con tu boca a su vulva, pene, ano o, hasta me animo a decir, hacia su boca.

Cuando hablamos de sexo oral automáticamente nos imaginamos un beso hacia una vulva, pene o al ano. Sin embargo, la oralidad tiene que ver con la participación de la boca. Y una de las prácticas más placenteras -últimamente más olvidada o no reivindicada- tiene que ver justamente con el acercamiento entre las bocas: los besos.

La boca y los labios tienen cientos de terminaciones nerviosas. En el beso participan más de 130 músculos, papilas gustativas de la lengua, sensores nerviosos y vías sensitivas que hacen que cada beso genere diferentes sensaciones de plenitud y placer.

El acto de besar nos da muchísima información. Cuando besamos y nos gusta se encienden sensores que hacen que se nos erice la piel, aumenta la frecuencia cardiaca, nos ayuda a excitarnos, nos genera intimidad, confianza, activa la conexión. Físicamente, el beso puede ser un gran trampolín para encendernos y “calentarnos”.

El beso nos brinda mucho más de lo que creemos. Es un gran acto sexual, como también lo son las caricias, las miradas y toda la comunicación no verbal, entre tantos actos eróticos. Los besos son grandes acompañantes en el camino del placer, tanto en el inicio, como en el mientras y en el final.
Es verdad que a algunas personas no les gusta besar. También se debe respetar, se podrán buscar otros condimentos. Pero a los que les gusta o no les prestaban tanta atención a los besos, les recomiendo fuertemente explorar más esa vía.

Cuando se besa se generan hormonas de bienestar y placer como la oxitocina (la hormona del apego y el amor), la dopamina (la hormona del placer), la melanocortina, la serotonina, las endorfinas (las hormonas del bienestar) y los opiáceos (sustancias que manejan el dolor), que nos dan una gran posibilidad de relajación, placer y bienestar al cerebro y al cuerpo. Son sensaciones que queremos y buscamos repetir.

Cuando besamos participan todos los sentidos. Olemos ese olor característico a sexo inexplicable de cada persona, olemos su perfume. Los sentidos nos son sexuales, nos erotizan, nos conectan y son prioritarios para muchísimas personas por ser considerados un condimento extra erótico para la relación y lo que más enciende de la pareja.

Con respecto al sexo oral existen muchísimas formas de dárselo a la vulva, al pene o al ano. Cuando el sexo oral es dado hacia una vulva se llama cunnilingus, a un pene se llama felatio y a un ano se lo denomina anilingus. Esto Incluye besar, lamer, morder, salivar, succionar, chupar, etc.

Es una práctica sumamente placentera para muchas personas y para algunas no lo es y estas muchas veces, se “juzgan”, se “culpan”, se catalogan como “aburridas o malas en la cama” y el tema queda ahí, sin profundizar. Todo depende del mapa erótico que cada persona tenga.

Related Posts

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy